La sostenibilidad es un hábito aprendido

¿Cómo inculcar a los niños desde pequeños la necesidad de buscar energías renovables y que cuiden el medio ambiente? 

Los niños son el recurso más importante en el mundo y el futuro de la sociedad, deben ser enviados a las escuelas para iniciarlos en su formación como individuos, dotándolos de herramientas que los provean para defenderse ante los retos que se le presenten en la vida. Para ello, no sólo es indispensable tener que aprender el contenido de las materias de ciencias, historia, geografía o idiomas; sino también  aquellas enseñanzas que transversalizan su formación y que los convertirán en individuos integrales, emprendedores, independientes y responsables que los conduzcan a velar por su bienestar y el del medio ambiente.

Haciendo hincapié en el tópico de educación ambiental, se les debe dar a entender cómo los actos humanos sobre la energía desencadenan reacciones que generan un impacto ambiental significativo. Por lo cual es vital que se eduque a los niños desde temprana edad para que colaboren con el buen uso y ahorro energético, inculcándoles y alimentando a diario la necesidad de buscar información sobre las energías renovables, haciéndolo de manera peculiar para que trascienda lo aprendido.

Utiliza como aliado en esta valiosa y ecológica misión la curiosidad de los pequeños de la casa, es un excelente indicio para lograrlo, al igual que predicar con el ejemplo pues ellos suelen ser reflejo de lo que ven que hacen los adultos, bien sea por imitación o influencia ejercida en su entorno durante sus primeros años de vida.

Para reforzar el aprendizaje, tiene que implementarse un método constructivo, significativo en toda medida y dinámico que los haga divertirse mientras aprenden.

Enséñales de manera ilustrada el recorrido que debe hacer la energía para poder llegar hasta las bombillas y la televisión, el costo que eso genera y el despilfarro que se hace cuando se implementan de manera irresponsable.

energía solar

Al decirles que la mayor parte de energía que utilizamos proviene de fuentes orgánicas no renovables y su uso además de estar limitado, contamina, se obtiene un avance en el que se fundamenta con hechos el hábito del ahorro energético, al mismo tiempo que se hace eco del mismo.

Partiendo del impacto que se produce, es importante introducirlos al mundo de las alternativas ecológicas, en el que energías renovables como la solar, hidráulica y eólica han sido el foco principal en los últimos años para concientizar a la población de la existencia de una real necesidad de búsqueda para contraatacar la contaminación global. Desde el desarrollo rural sostenible se busca apoyar también el cambio, pues es un sector importante en el que además se han encargado de hacer mejoras de sus prácticas, para  optimizar la calidad de vida de sus habitantes fortaleciendo la conservación del medio ambiente, pues sus territorios se prestan para implementar la producción de energías renovables.

Entre esas energías alternativas, se encuentra en concreto el caso de la eólica, con la que puedes empezar contando que el combustible principal que la genera es el aire que abunda en la atmósfera. Tomando la curiosidad que pueda generar en los niños preguntas del tipo ¿cómo funcionan esos procesos de obtención de energía con un simple soplar del viento?, ¿qué se debe hacer para obtener energía del aire? partiendo de la necesidad de respuestas, procede entonces a proporcionarles información y que por ellos mismos aprendan utilizando los clásicos experimentos caseros que recrean su funcionamiento, construidos por ellos mismos.

Preparar un mini generador casero de energía eólica será una aventura recreativa que les ayudará a entender este proceso.

Se necesita:

  1. Cuadro de madera para hacer la base
  2. 2 diodos led
  3. Motor de 12 V
  4. 2 Cables con ganchos
  5. Una pequeña hélice
  6. Silicón caliente
  7. Vaso desechable

Procedimiento:

  1. Pegar con la silicón caliente el vaso en la madera.
  2. Fijar sobre él el motor con la hélice insertada.
  3. Conectar los cables al motor amarrándolos o soldándolos
  4. Juntar los diodos led en paralelo con sus polos iguales, insertándolos luego a los ganchos de los cables
  5. Con ayuda de un secador de pelo, simular el aire para hacer funcionar el generador.

experimento eolico

Lo mejor de enseñarles lo que hay detrás de cada proceso es que sabrán que para que algo funcione correctamente debe utilizarse como combustible un recurso energético y de esta manera, procurando siempre por proteger el ambiente, querrán buscar otras alternativas y dejar su aporte a la humanidad.